Le Tour: MARCA ENTREVISTA A CONTADOR ANTES DEL TOUR

Photo: courtesy
Michel Déjus

Photo: courtesy
Michel Déjus

"No va a ser un mano a mano entre Andy y yo"

Justo un mes después de su victoria en el Giro, Alberto Contador (Pinto, 1982) partirá para Francia con la intención de ganar el Tour, a partir del sábado, y convertirse en el octavo corredor en la historia del ciclismo que consigue el doblete en una misma temporada

PREGUNTA. Acabó el Giro física y mentalmente exprimido, pero por lo visto este fin de semana en los Campeonatos de España ya parece recuperado.
RESPUESTA. A medida que pasa el tiempo, está claro, me siento mejor. En la contrarreloj hice una buena salida, pero el pulso me subió muchísimo y me costó mucho recuperar. Eso es síntoma de que me falta rodaje y competición, pero también de que el cuerpo está descansado, luego una buena señal.

P.¿Qué le dice su cuerpo, que ya está listo para la próxima batalla?
R. Creo que los primeros días del Tour no van a ser los mejores para mí, pero esa primera semana me tienen que permitir coger una buena puesta a punto. Son muchos días sin competir y el Tour es la mejor carrera, por lo que para afrontarla se necesita ritmo, pero confío en que mis compañeros me lleven más o menos tapado en los primeros días y pueda coger el ritmo.

P. ¿Cómo ha conseguido recuperarse? ¿Qué ha hecho desde que acabó el Giro?
R. Todavía no sé si lo he conseguido porque no sé cómo recuperará mi cuerpo cuando haga esfuerzos continuados. ¿Que qué he hecho? Muy sencillo: dejar la bicicleta un poco de lado, salir algún día esporádico y empezar los entrenamiento a mi marcha. Luego, el reconocimiento de las etapas de los Alpes. A nivel mental creo que sí estoy plenamente recuperado, y eso es muy importante; pero a nivel físico tengo que ver cómo me encuentro con el paso de los días.

P. Da la sensación de que entre su marcha cicloturista, los Alpes y los Campeonatos, tampoco ha tenido mucho tiempo para usted.
R. Trato de organizarme de la mejor manera que puedo, pese a los compromisos que tengo, y creo que sí, que he descansado bastante.

P. Basso, Evans, Wiggins y otros muchos que en los últimos años han disputado el Giro antes que el Tour, han fracasado en Francia. ¿No teme que le suceda lo mismo?
R. Sin duda. Tengo que ser consciente de que ir al Tour no significa que vaya a ganarlo y que conseguir el doblete es, no voy a decir imposible, pero sí muy difícil, como se ve si tenemos en cuenta que nadie lo ha conseguido desde Pantani en 1998. Además, en el ciclismo moderno se miden mucho más los esfuerzos y las recuperaciones y eso lo hace aún más difícil. Yo iré a hacerlo lo mejor que pueda.

P. Este año, además, el Giro ha sido durísimo. ¿Puede acusar los esfuerzos en la última semana?
R. Está claro que si en el Giro hubiera habido cuatro finales en alto en vez de siete y la montaña del Tour estuviera más en la mitad, me vendría mejor, pero el Tour es como es y el Giro ha sido el que ha sido y ya está.

P. Los hermanos Schleck, Evans, Basso, Gesink, Vandenbroeck, Leipheimer, Horner, Kloden, Samu...., todos sus rivales se han saltado el Giro para llegar al cien por cien al Tour. ¿Es una ventaja?
R. Siempre es mejor y da más garantías preparar una carrera de forma exclusiva. Por eso habrá muchos corredores que llegarán al cien por cien, tras haber preparado todo al detalle, con concentraciones de más tres semanas en altitud y habiendo medido los esfuerzos, pero esos corredores también se juegan la temporada a una carta y de los 10 ó 12 que han hecho eso sólo puede ganar uno

P. Usted tiene la temporada salvada, ¿no?
R. Yo estoy contentísimo con el año que llevo. Y no sólo por las victorias, sino porque en todas las competiciones he tenido un nivel muy alto y he sido protagonista. Eso da mucha tranquilidad.

P. Sin embargo, Eddy Merckx decía el lunes en L'Equipe que él iba más fuerte en el Tour cuando antes había disputado el Giro.
R. Ojalá me pasara a mí lo mismo, pero sinceramente lo veo difícil. No creo que mi caso sea así.

P. ¿Tanto han cambiado los tiempos?
R. No viví sus tiempos, luego no sé ni cuánto ni cómo han cambiado, pero sé que los esfuerzos se pagan y que este año me presentaré en la salida del Tour con el doble de días de competición que otros años. Además, desde la Vuelta al Algarve hasta el Giro he disputado todo. Han sido muchos meses de carreras y concentraciones, y todo cuenta.

P. También dice Merckx que en sus buenos tiempos no le hubiera tenido miedo a Contador, que habría buscado su punto débil y le hubiera planteado una guerra permanente.
R. La verdad, correr contra él tenía que ser bastante difícil. Son épocas distintas y ciclismos muy diferentes: antes era más solitario y ahora más estratégico, con más control de los esfuerzos. No se pueden comparar, pero Eddy ha sido el más grande de la historia por algo.

P. Y que no se acaba de creer la teoría de la carne contaminada, porque en ese caso sus compañeros también habrían dado positivo.
R. Pues es algo muy fácil de explicar y de entender: los demás compañeros que comieron la misma carne que yo no pasaron control antidopaje ¡Qué más hubiera querido yo que que pasaran control! Podrían servirme de prueba. Además, cuando a mí se me notificó que había dado positivo ya no había posibilidad de ir a un laboratorio para hacerme un análisis capilar o de cualquier otro tipo. Como todo en la vida, habrá gente que se lo crea o que no, pero a estas alturas todo el mundo sabe que se pueden dar contaminaciones alimentarias. Ya ves lo que están diciendo y haciendo ahora los científicos (se refiere, supuestamente, a los de la Agencia Mundial Antidopaje, que piden un umbral para el clembuterol para evitar falsos positivos).

P. ¿No cree que, después de casi un año, sigue habiendo mucho desconocimiento sobre su caso? Lo digo por las declaraciones de Merckx, entre otros.
R. Sí. Algunos no están bien informados, quizá porque determinados medios han dado noticias que no se corresponden con la realidad.

P. Se supone que está más controlado que nunca y ha ganado el Giro de calle. Parece evidente que no necesita clembuterol ni ningún otro producto para ganar. ¿Está de acuerdo?
R. De calle no he ganado nada, porque he tenido que sufrir mucho en Italia y he pasado días muy difíciles. Además, esta temporada es igual que las otras ocho anteriores.

P. Es igual en resultados, pero por motivos obvios estará más controlado que nunca.
R. No sé cómo se verá desde fuera, pero eso para mí no significa nada porque yo sigo haciendo las cosas como siempre.

P. ¿La historia de la carne ha cambiado sus hábitos? ¿Sigue comiendo con normalidad o ahora extrema la precaución?
R. Sigo sin comer carne de ternera, no he vuelto a probarla.

P. ¿Tampoco en su casa?
R. Pero si en mi casa están (los vampiros) cada dos por tres. Mientras no se cambie la regla del clembuterol y sea cuantitativa, no volveré a probarla. Sé que la inmensa mayoría hace las cosas bien, pero siempre puede haber alguien que se salte la legalidad. Y mira los problemas que te puede acarrear.

P. Saxo Bank tiene cocinero propio, ¿no?
R. En el Saxo Bank todas las cosas, desde la verdura hasta la pasta, pasando por el pan, las hace el cocinero del equipo. Todo, absolutamente todo, al menos en las carreras importantes. Así te garantizas que los alimentos son frescos y de calidad. Y así evitas gastroenteritis, porque ya sabes que comer cada día en un hotel diferente puede acabar convirtiéndose en un problema.

P. ¿Se espera una buena acogida por parte del público francés o se ha mentalizado para salvar un infierno?
R. Habrá gente para todos los gustos, pero yo voy tranquilo y dispuesto a hacer las cosas bien. Espero que, como en otros sitios, la mayoría esté conmigo, pero en cualquier caso yo iré a hacer lo mejor posible mi trabajo y a disfrutar de la bici.

P. Hay corredores, como Wiggins u otros, que parecen muy rotundos cuando hablan y le critican en la prensa, pero ¿le dicen a usted algo en carrera?
R. A mí nadie me ha dicho nada. Al revés, me siento muy respetado por todo el mundo.

P. Hablemos de sus rivales. Todo el mundo habla del duelo Contador-Andy Schleck. ¿Los demás no cuentan? ¿A quiénes ve usted?
R. Claro que hay más rivales: algunos ya veteranos y otros jóvenes. Está claro que si por lo que ha pasado estos últimos años tuviera que decir un nombre, sería el de Andy, pero hay muchos que, en función de cómo vaya la carrera, también pueden ganar. No va a ser un mano a mano entre Andy y yo.

P. ¿Veteranos y jóvenes como quién o quiénes?
R. Veteranos como Basso, Evans, Vinokourov, Kloden, Leipheimer, corredores que pueden conseguir la victoria en función de cómo se desarrolle la victoria. También Samuel Sánchez, que el año pasado estuvo cerca del podio. Y jóvenes como Gesink y Van den Broeck, aunque seguro que me dejo alguno en ambos grupos.

P. Andy, después de lo sucedido el año pasado, le tendrá ganas. Y también usted tendrá ganas de dejar las cosas claras. ¿Es así?
R. Somos los dos muy ambiciosos y a los dos nos gustan los retos. Tenemos una mentalidad muy competitiva.

P. Andy dice que su equipo es mejor, que al menos en eso le lleva ventaja.
R. No lo sé, pero te puedo asegurar que estoy muy contento del equipo que llevo porque está muy ilusionado y muy compensado, con cuatro corredores para la montaña y cuatro para el llano. Y todos con las ideas muy claras y muy mentalizados. Tengo plena confianza en el equipo.

P. Basso, por el contrario, cree que si usted está en la forma del Giro, nadie puede batirle.
R. Agradezco sus palabras, pero todos somos batibles, cada carrera es diferente y nunca se sabe lo que puede pasar.

P. ¿Hay algún equipo por encima de los demás, del Leopard o del suyo?
R. Un equipazo tremendo tiene RadioShack. Es verdad que muchos de ellos son veteranos, pero con Leipheimer, Kloden, Horner, Brajkovic, Paulinho, Zubeldia... tienen un nivel altísimo, quizá superior al resto.

P. ¿Qué le parece el recorrido? ¿Hay alguna etapa que le preocupe o, por el contrario, que le agrade especialmente?
R. No hay ninguna que me preocupe especialmente, pero todo dependerá de cómo vaya la carrera, de si eres líder o tienes que atacar. La última parte es bastante buena para defender, salvo la etapa de Alpe d'Huez, que es muy corta, de sólo 109 km, y puede dar mucho juego. Pero después de haber corrido el Giro tengo otra visión del Tour, porque allí todos los días había emboscadas y paredes para subir. En el Tour, sin embargo, el equipo puede hacer una labor importante en los puertos. En el Giro era casi siempre un tú a tú.

P. ¿El Tour 2011, al menos sobre el papel, es más o menos duro que el Giro?
R. En cuanto a recorrido es más duro el Giro, pero tanto por las temperaturas, puesto que hablamos del mes de julio, como por la longitud de los puertos y la velocidad, el Tour puede resultar más duro aunque los kilometrajes sean más cortos.

P. Por la forma como se corren, ¿qué le va mejor, el Giro o el Tour?
R. Los dos me van bien, aunque igual me va un poco mejor el Tour por el problema que tengo con las alergias.

P. En poco menos de un mes, puede igualar a Indurain en grandes vueltas y, como Coppi, Anquetil, Merckx, Hinault, Roche, Miguel y Pantani, conseguir el doblete Giro-Tour. ¿Piensa en ello?
R. No, eso es secundario. Hay que ir día a día y luego se verá. Además, soy consciente de que es casi imposible lograrlo. Es lo que al menos pienso en este momento.

P. A cinco días del inicio del Tour, ¿se nota diferente a como lo ha afrontado otros años?
R. Ha sido una preparación muy muy diferente a otros años, en la que casi todo el entrenamiento lo he hecho en el mes de mayo, en pleno Giro de Italia. Otras veces hacía Dauphiné Libéré y luego una concentración fuerte. Por eso esta vez he disputado los dos Campeonatos de España. He cambiado muchas cosas y por eso es una incógnita y una incertidumbre saber cómo voy a responder, en especial al principio del Tour.

P. ¿Le preocupa más el principio que el final del Tour?
R. No, el final también, pero para entonces ya sabes cómo va el día a día. Ahora, sin embargo, no puedo evaluar mi estado de forma, porque pese a que los resultados en los Campeonatos de España han sido muy buenos, no sirven de referencia para el Tour.

P. ¿Es optimista de cara al Tour, cree que su organismo podrá con el reto?
R. Creo que hay que ser optimista, porque una carrera de tres semanas como el Tour no se puede afrontar de otra manera. Pero el no saber cómo va a responder tu cuerpo, porque nunca he hecho esto, crea algunas dudas.

P. Hasta el inicio del Tour, ¿le queda algo más por hacer que no sea descansar?
R. Descansar y descansar, aunque todavía me queda algún entrenamiento con la bici de contrarreloj. Pero suave, porque el trabajo ya está hecho.


Misschien ook interessant: